Un pequeño regalo para el Día Mundial de la Poesía. 21 marzo

¡Cómo nos gusta este día en regalacuento! El Día Internacional de la poesía. La composición literaria que se concibe como expresión artística de la belleza por medio de la palabra. ¡Nada menos! O como dice un hijo mío… “Un cuento que rima”. Pues eso, hoy es el día de los cuentos que riman.

Es un día ideal para rendir homenaje a nuestros queridos: Pablo Neruda, Mario Benedetti, Gustavo Adolfo Bécquer, Rubén darío, Federico García lorca… Son tantos y tan buenos…

En nuestro taller de cuentos, donde los duendes no paran de trabajar en sueños e historias preciosas, y en cuentos personalizados para profesores, os hacemos partícipes de una mini poesia infantil, dedicada al mundo de los cuentos:

Enanos y gigantes,

princesas y mendigos,

animales que hablan

quieren ser tus amigos.

Viven en las palabras

del contador de cuentos

o en las páginas bellas

de los libros abiertos.

Si escuchas sus relatos

y te gusta leer,

la magia de los cuentos

estará en ti también.

Nuestros duendes también están trabajando en algún cuento en verso en el que se habla de los animales, los números, los colores… Para personalizar con los amigos de la clase de tu niño y su profesora, son muy bonitos. Es un día especial para trabajar con los niños la rima. Les encanta buscar las palabras que rimen y hacer un pequeño escrito.

Desde Regalacuento os aconsejamos un libro muy especial, genial para este día:

“Cuentos en verso para niños perversos” de Roald Dahl

Una particular revisión de cuentos clásicos en la que Cenicienta acaba “casada con un señor que hacía mermelada”, Blanca Nieves hace autostop, los tres osos se comen a Rizos de Oro y Caperucita Roja se hace un abrigo con el lobo y… ¡con los tres cerditos! Un libro divertidísimo de un autor muy querido por los niños.

A ver si os gusta esta versión de uno de sus cuentos en verso, realizada por la cuentacuentos youtubera Beatriz Montero:

Sin más demora, os dejamos, que tenemos muuuuucho trabajo con los cuentos para profesores, y lo hacemos con uno de los grandes:

¿Cuentos quieres, niña bella?
Tengo muchos que contar,
de una sirena de mar,
de un ruiseñor, de una estrella
y de una odalisca mora,
con sus perlas de Basora
y sus chales de Bagdad.

Rubén Darío

¡Hasta la próxima, amigos de regalacuento! ¡Un abrazo!