Educación Waldorf: Otra metodología alternativa en auge en los colegios.

Publicado el

¡Buenos días a tod@s los que nos seguís! Ya conocéis nuestra dedicación hacia niños y maestros en regalacuento.com. Nuestra principal misión es hacerlos felices. Por esta razón no solo hacemos los mejores cuentos personalizados para profes, sino que también os informamos, entre otras cosas, de los mejores métodos en educación. Hoy toca la educación Waldorf.

En qué consiste la educación Waldorf

La educación Waldorf está reconocida a nivel internacional. La mayoría de colegios Waldorf son independientes, aunque existen países donde incluso tienen financiación pública.

Se dice educación o pedagogía Waldorf y no método Waldorf, porque no es en sí una metodología. La educación Waldorf es más bien una filosofía basada en la Antroposofía de Rudolf Steiner.

Rudolf Steiner decía que el aprendizaje no puede ser solo a base de despertar nuestro lado intelectual. Esto lo decía porque según él estamos compuestos por alma y espíritu además de cuerpo. Todos hemos experimentado como las relaciones sociales o nuestro ánimo afectan a la hora de estudiar o de realizar un examen. Es por eso que la educación Waldorf abarca el aprendizaje cognitivo pero también el psíquico y social.

pedagogia-waldorf

Ésta filosofía estudia lo que necesita y motiva al niño dependiendo de su edad. De esta manera se puede dar una educación mejor y más personalizada. En este sentido se parece a la metodología Montessori, de la que hablamos hace poco.

Rudolf divide la educación en septenios. Así, durante la etapa infantil se apela al fuerte deseo que tiene el niño de imitar todo, durante la primaria se focaliza en la Imaginación de los menores, y durante la secundaria se centra en el deseo de encontrar la verdad.

Ejemplo de educación Waldorf: ¿Como enseñar a leer y escribir?

Nos gusta mucho la manera que tienen de enseñar a leer en los colegios Waldorf. Creo que es un buen ejemplo de cómo se aplica la esta filosofía.

El profesor no enseña directamente las letras, sino que va dejando que el niño las intuya y aprenda de una forma natural. A través del dibujo van haciendo líneas rectas, curvas y círculos, preparándoles para saber formar las grafías. El niño no tiene la presión de tener que aprender: se divierte mientras pinta. Cada niño a su ritmo va escribiendo las letras sin saberlo. Esto promueve la motricidad fina necesaria para la escritura.

trazos_Waldorf
La práctica de trazos simples ayuda a los niños a escribir letras en el futuro.

Además de esto, El profesor va contándoles un cuento y repitiéndoselo hasta que lo aprenden. Una vez aprendido, el profesor dibuja parte del cuento remarcando en el dibujo una letra. Por ejemplo, si habla de montañas se dibuja una montaña con forma de “M”. De esta forma el niño va relacionando la letra a la palabra, a lo que se refiere. La emoción del cuento, la visualización del dibujo con la letra ayudan al niño a leer y escribir.

lectoescritura Waldorf
En el dibujo del Venado se forma una V con los cuernos. Con el Caracol repasamos la C. Y el Queso es un círculo roto por el cuchillo, con lo que se forma una Q.

Con todo esto y más juegos, el alumno aprende lectoescritura de una forma natural y divertida. La educación Waldorf  nada tiene que ver con la repetición incesante de la metodología tradicional, que no respeta los ritmos del niño.

Voy a practicarlo con los duendecillos a ver si me da resultado. Espero que a vosotros también os sirva.

Os regalo un vídeo, para terminar, con un programa de radio en el que se habla de Rudolf Steinner, por si queréis conocer mejor al padre de esta «Educación».

H

Hasta la próxima, amigos de regalacuento. Nos volvemos a nuestro rincón de magia a seguir preparando con nuestros duendes los mejores cuentos para profes.

Reggio Emilia, otro método alternativo de enseñanza

Publicado el

Reggio Emilia es una pequeña ciudad en el norte de Italia que fue devastada durante la II Guerra Mundial. En esta ciudad nace una metodología muy valorada internacionalmente y que está siendo estudiada en Harvard. Este método de enseñanza lleva el nombre de la ciudad en que se origina.

Historia de la metodología Reggio Emilia

Tras la guerra, la mayoría de hombres murieron por lo que mujeres de la ciudad tuvieron que reconstruirla. Se encontraron con que debían trabajar fuera de casa y necesitaban un lugar en el que dejar a sus hijos.

El pedagogo Loris Malaguzzi estructuró el enfoque educativo a seguir. Se crearon escuelas autogestionadas gracias a las viudas que buscaban lo mejor para sus hijos.

Partiendo de que la educación es lo que hace al hombre libre sacaron dinero de donde podían para poder llevar el proyecto adelante. Incluso vendían chatarra de los tanques viejos. Combatieron para que el desastre por el que pasaban no se volviera a repetir con educación. Nos ha encantado estudiar sobre esta historia: Colegios y educación entre restos de tanques…

Con ese fin, el profesor Malaguzzi con otros profesores y la ayuda de estas madres generaron experiencias de aprendizaje alternativas. Los niños debían aprender a vivir en sociedades democráticas. Crearon escuelas en las que los alumnos, desde preescolar, fueran formados como ciudadanos democráticos.

Reggio-Emilia

Elementos de la filosofía Reggio Emilia

Los siguientes componentes básicos son los que dan forma a la experiencia educativa Reggio Emilia:

  1. El niño es el protagonista: Se parte de que los niños y niñas son investigadores fuertes y capaces con riqueza de pensamiento y curiosidad innata. Tienen un interés natural en establecer relaciones y construir su propio proceso de aprendizaje.
  2. El docente es colaborador, investigador y guía: Los maestros son acompañantes de los alumnos en sus búsquedas, proyectos, descubrimientos y en el diseño de su proceso de aprendizaje. Los profesores trabajan en parejas para poder tener una mejor perspectiva de lo que sucede en la clase.
  3. El espacio es el tercer maestro: El diseño y la utilización del espacio fomenta los encuentros, las comunicaciones y las relaciones. Todos los espacios, equipamientos y materiales de la escuela cuentan con un orden y belleza implícitos en su diseño y organización. Cada zona tiene una identidad y propósito propio
  4. Las familias como aliadas: la filosofía Reggio Emilia requiere la implicación de las familias. Los padres tienen un papel importante en las experiencias de aprendizaje de los pequeños. La participación de la familia ayuda al bienestar de los niños en la escuela. De hecho se organizan actividades y salidas en las que participa toda la familia. Se fomenta que la escuela salga a la calle y se organizan exposiciones con los trabajos de los alumnos.
  5. La documentación pedagógica: La metodología Reggio Emilia documenta lo que sucede en clase para hacer visible a los niños y adultos como fabricantes de conocimiento y cultura. De este modo, además de permitir a los padres seguir las experiencias de sus hijos, los educadores pueden comprender mejor a los niños, evaluar el trabajo realizado y compartirlo con los colegas.

En el punto de mira de Harvard

La metodología tiene tanto éxito que se han adaptado sus principios para el Proyecto Cero de Harvard. Sus principios se usan en el programa “Making Learning Visible Project”.  Para poder llevar estas estrategias a colegios públicos en Estados Unidos se han adecuado a los diferentes contextos culturales.

reggio-emilia
A diferencia de otras metodologías como Montessori, Reggio Emilia no cuenta con materiales propios, ya que lo que se pretende es ofrecer proyectos que surjan de lo cotidiano y no experiencias prefabricadas o artificiales.

Os dejo, que tengo que ir a preparar el desayuno para los niños que tenemos aquí en la cueva-taller. Y después seguir trabajando en los mejores cuentos personalizados para profesores de Educación Infantil y Primaria. Y después ir a la tutoría con el tutor de varios niños perdidos de «Nunca Jamás». Y después visitar el colegio de «Poli de Guardería», y después… ¡uffff! ¡Menudo día de cuento tengo hoy! Os regalo antes de irme un vídeo con las mejores ideas de Reggio Emilia. ¡Espero que os guste!

Montessori en casa. Padres con vocación de profesores.

Publicado el

Ayer os explicamos un poco en que consiste el método Montessori, uno de los más reconocidos a nivel internacional. Es un método educativo muy bueno que potencia la autonomía del niño y su evolución de una manera personalizada. Hay muchos cursos de formación para profesores, libros, materiales científicamente estudiados… Existen un número muy grande de colegios y escuelas infantiles donde se usa el método Montessori. Y si es algo tan bueno, ¿por qué reservarlo sólo a las aulas? Por eso, hoy veremos cómo implantar el método Montessori en casa.

Como llevar a cabo la Metodología Montessori en casa

Lo primero de todo es informarse de la filosofía Montessori para poder ponerla en práctica en casa. Si queremos ser en casa como el profesor en el aula, tenemos que formarnos. El adulto debe observar y seguir al niño para ver sus necesidades, lo que le motiva y lo que necesita. Dejando libre al niño, pero con límites claros. Por ejemplo:

Si el niño está revolucionado y no puedes llevarle al parque, ponle a mano pruebas físicas que superar que potencien su aparato locomotor sin destrozar la casa. Si pinta la pared es que necesita saciar sus ansias de creatividad. No le prohíbas coger lápices, sino ponle hojas para colorear, una mesa y una silla a su alcance…

Se usa el refuerzo positivo, nunca el premio o castigo para que nos haga caso. El niño no debe hacer las cosas bien para que le premien o no le castiguen, sino porque se sienta realizado y motivado.

El adulto que implante Montessori en casa debe orientar al niño sin interferir, dejándole que se equivoque. Eso forma parte del aprendizaje. Animándole a que termine una tarea antes de empezar otra y que recoja al final. Creando de manera natural una rutina de orden y limpieza desde pequeño.

Montessori_en_casa
Es muy importante que el niño tenga los objetos que puede usar a mano, y que aprenda que él es el responsable de tenerlos en orden.

Cómo preparar la casa para implantar el método Montessori

Uno de los pilares del método Montessori es el ambiente preparado. Para ello se deben poner las cosas a su altura, para potenciar la autonomía del niño. Poner el jabón, el cepillo de dientes y demás cosas de higiene a su altura, ya sea a través de un taburete o poniendo sus cosas en el bidé. Así el niño es más independiente. Se debe usar vajilla de cristal en vez de plástico, ya que hay que cuidar del niño, no sobreprotegerlo. Al utilizar vajilla de cristal, el niño aprende a valorar las cosas y a tener cuidado. Haciéndole más responsable.

Montessori_baño
Poner el cepillo de dientes, u otros utensilios, al alncance del pequeño hace que adquiera independencia también en esa tarea. Aplicar Montessori en casa, ayuda a que el niño adquiera estas responsabilidades.

Los materiales que queramos usar para el desarrollo cognitivo del niño deben ser adecuados a su edad, a la filosofía Montessori, y ponerlos en casa a su alcance. Se pueden comprar, pero también hacerlos caseros.

A los más pequeños se les estimula con materiales de distintas texturas, tamaños e incluso temperaturas. Se trata de que los materiales le transmitan información al niño.

Otra herramienta para niños un poco más mayores y que se puede hacer en casa, es el alfabeto de colores. En este alfabeto las vocales son de un color y las consonantes de otro. El niño, de una manera visual, va entendiendo la diferencia entre ambas.

Hay cosas para las que no se necesitan herramientas o materiales especiales, como animarle a ordenar con nosotros la casa, a cocinar, a pasar un líquido de un recipiente a otro o el juego del silencio. El juego del silencio se utiliza para dar serenidad al niño a la par que aumenta su concentración. Se les presenta a los niños como un reto, debes de estar quieto como una piedra por ejemplo. Se empieza con periodos muy cortos, de pocos segundos y luego se va aumentando. Esta técnica se aplica también en el mindfulness.

¿Os animáis a poner la metodología Montessori en práctica con vuestros hijos? ¡Estupendo! Esperamos que os vaya muy bien. Os vamos a hacer un regalo para terminar: Un vídeo con muuuchos más detalles sobre las mejores ideas de Montessori para la Educación. Mientras lo vais viendo nos vamos, que tenemos a mitad varios pedidos de cuentos personalizados para las profes, y tenemos que acabarlos antes de final de curso, ¡que llega la Graduación!