Cocinando con los niños

Estamos de puente, en plena campaña de regalacuento. Y aunque estamos muy liados preparando los mejores regalos para profes, siempre hay tiempo para pasar con nuestros duendecillos. Y es que entre un cuento para un profesor y otro cuento personalizado para profesoras, es importante sacar un ratillo para estar con ellos e irles transmitiendo nuestra sabiduría. Por esta razón que hoy he decidido ponerme a cocinar con ellos.

Ventajas de cocinar con los niños

Cocinar con los niños tiene muchas ventajas aunque lo primero que puedas pensar es que lo dejarán todo perdido. Olvida tus manías y disfruta de la frescura de los niños. Cocinar con tus hijos es una manera divertida de pasar el rato con tus hijos a la vez que ellos aprenden algo. Hay que inculcarles la importancia de la limpieza y el orden, aunque lo más importante es transmitirles el amor por la cocina.

Saber cocinar y moverse por una cocina les facilitará su vida de adulto. También aumenta la autoestima del niño al crear algo con sus propias manos. Como es algo que ha hecho él, siempre le será más fácil comerlo. Por lo que además de cocinar les transmites la importancia de comer todo y del trabajo que hay que desempeñar. Así los niños no sólo serán más independientes, sino que valorarán más el tener un plato de comida cada día, ya que saben el esfuerzo que significa cocinar.

Un momento para pasar con los hijos

Además es un momento para estar juntos y estrechar lazos. Podéis aprovechar para hablar con ellos, preguntarles por lo que les gusta, sus sufrimientos… La cocina potencia la concentración del niño y la memoria. Que a la vez que lo hace como un juego se relaja y va inconscientemente memorizando los pasos a seguir para realizar la tarea.

ninos-cocinando

Recetas para hacer con niños

Antes de poneros manos a la obra, tenéis que ponerles delantales, trapos o alguna camiseta que os de igual qué ensucien. Recordad que lo importante es pasarlo bien. También hay que hacer accesible la encimera a los niños. Para esto podemos usar taburetes y sillas.

Empezad con recetas fáciles como bizcochos, galletas e id ampliando poco a poco la complejidad de las recetas. A los niños les encanta pringarse las manos mezclando los ingredientes mientras poco a poco admiran como queda su obra.

Buscando recetas

Es muy fácil encontrar recetas para hacer con los niños, y si estos tienen cierta edad pueden incluso buscarlas ellos mismos. Echando un vistazo rápido hemos encontrado entrantes, primeros y segundos platos y postres. Algunas de estas recetas tienen formas muy divertidas, que animarán a los peques a cocinar con nosotros.

¿Recordáis cuando hablamos de juegos clásicos? Pues hemos encontrado una tarta con forma de Rayuela. También hay magdalenas con forma de araña. Y es que a veces la presentación es casi tan importante como los ingredientes que le pongamos. Y si no, fijaos en este sandwich con carita para que los niños coman verdura, o estos muñequitos de atún y pepino.

Las empanadillas también son fáciles de hacer y pueden ser dulces y saladas.

Nos despedimos y os dejamos con un vídeo para que aprendáis a hacer una deliciosa tarta de galletas de mano de una pequeña gourmet.

¡Muchas gracias por estar ahí! Nos encanta compartir estos ratos con vosotros. Pero ya… Cerramos la cocina y volvemos a elaborar nuestors cuentos personalizados para profesores, que tenemos el taller a todo trapo. ¡Hasta la próxima!

Estableciendo hábitos de lectura en los niños

Hola a todos los papás y mamás lectores. Desde luego, que estéis leyendo esto ya es señal de que tenéis un buen hábito, y como no: queréis lo mejor para vuestros hijos. Que os guste leer ya es un buen punto de inicio, ya que los niños imitan lo que ven en sus padres. Vamos a hablar hoy de este tesoro que supone la lectura. Cómo elegir libros, y que estos sean un verdadero regalo para nuestros hijos.

Leerles desde pequeños

Establecer el hábito de lectura empieza antes de que el niño aprenda a leer. La imaginación de los niños se puede educar. Si a un niño lo acostumbramos a contarle historias, generamos en su mente la capacidad de transformar las palabras en una historia que puede visualizar en la cabeza. Si optamos por ponerlo delante de la televisión, su mente no hará ese esfuerzo, por lo que le será más difícil en un futuro verse atraído por un cuento escrito.

El problema no termina aquí, si no que al no entrenar esta habilidad, le costará mucho más comprender textos escritos o charlas orales. Por tanto, es importante que desde pequeños aprovechemos esos primeros años a leerles primero, y a estar con ellos cuando empiezan a saber leer.

La lectura debe ser agradable

Cuando el niño empieza a leer, debe asociar la lectura con algo agradable. Por ejemplo, antes de ir a dormir puede tener un rato para leer. El ratito del cuento que antes teníamos con ellos pasa a ser algo propio. El niño accede a aventuras que alimentan sus sueños.

No es necesario esperar a que la escuela les mande leer. De ese modo leer un libro no será hacer más deberes. Se convierte en algo natural y no es una obligación.

Si el niño tiene hermanos pequeños, puede ayudarnos a leerle cuentos y con el tiempo podemos dejar que él sea el encargado de leerles. De ese modo además de inculcarle el hábito de la lectura, le permitimos responsabilizarse de su hermanito.

Cuentos adecuados a su edad

Los cuentos deben ser acordes a su edad. Al principio, sobre todo si los leemos nosotros, es importante que tengan dibujos. De este modo los niños también sienten que participan mirando las imágenes. Después podemos preguntarles qué les ha parecido, si hubieran cambiado algo, etc.

Tener una biblioteca variada

Es importante que los niños tengan libros variados a su alcance. De este modo podrán decantarse por los temas que más les interesen. Si no tenemos demasiados libros en casa, podemos acompañarles a la biblioteca y hacerles el carnet. Así les estaremos ofreciendo un mundo entero de literatura.

En regalacuento hacemos cuentos que les encantan. Si el niño es muy pequeño, al principio se los leerá su profe o vosotros, papás y mamás. Pero poco a poco lo cogerá para leerlo por sí solo. O para ver las fotos. Porque es un libro en el que su clase son los protagonistas. Y es que nuestros cuentos, además de ser un regalo para profes son toda una experiencia para la clase entera.

Otras herramientas

Además de enseñarle a leer, también podemos hacer que el pequeño participe más en la historia. Hay muchos formatos para que el niño se sienta atraido: libros con juegos y pasatiempos incluidos en la lectura, libros en los que el niño escoge lo que quiere que haga el protagonista (del tipo Elige tu propia aventura) o incluso comics, que ofrecen una lectura más ligera con una mayor carga de imágenes. Pueden ser una ayuda para que el niño acabe pasando a cuentos o libros normales.

También hay otras herramientas como los cuentos colaborativos, en los que el niño además de leer puede escribir. De esta forma participa mucho más directamente en el desarrollo de la historia mientras trabaja en equipo. Es una experiencia que hace que el niño se enganche a no solo a leer si no a crear historias.

El último paso, cuando el niño anhela crear historias, es participar con él en juegos de rol. De esa forma, además de avivar su fantasía le hacemos compartir la experiencia con sus amigos.

Juegos de rol para niños. Empezando a jugar desde los 3 años.

Queridos papis, en otra entrada estuvimos hablando del juego simbólico. Unos juegos a los que los niños empiezan a jugar solos. Desde muy pequeñitos, nuestros hijos utilizan la imaginación para crear mundos, personajes y situaciones fantásticas.

Los libros y juegos de rol añaden reglas para poder jugar en grupo. De ese modo el juego es justo para todos. Ayuda por tanto a la práctica del juego compartido.

Hemos buscado juegos de rol para los más pequeños y hemos encontrado muchos más de los que esperábamos.  Algunos de ellos se pueden empezar a jugar desde muy pequeñitos.

Nos encanta este concepto, porque se parece mucho a lo que nosotros hacemos: Incluir a los niños en una historia, en un cuento personalizado, donde ellos se ven como un personaje más. Tenéis que ver las caras que ponen cuando se descubren en las páginas del cuento personalizado para su profesora. ¡Alucinan! Pues con estos juegos en los que asumen su protagonismo en la historia, sucede algo parecido.

Pequeños detectives de monstruos

detectives-de-monstruosEste juego está indicado a partir de los 3 años y se centra en algo que para los peques es muy real: los monstruos. Pretende convertir en un juego los temores de los niños. Con esto les ayudamos a superar sus miedos.

El juego consiste en cazar o ayudar a los monstruos, o a veces basta con encontrar objetos escondidos por monstruitos traviesos. Los niños son contratados por una agencia para hacer estos trabajos. Para ello deben firmar un contrato con la agencia y pueden disfrazarse.

El libro contiene insignias en forma de pegatinas. Su precio no es muy elevado y además podemos conseguirlo en formato digital. Podéis encontrarlo en el siguiente enlace.

Magissa

juego-de-rol-magissa

Magissa es un completo juego de rol para niños entre 6 y 12 años. Se puede jugar sin adultos a partir de los 10. Las reglas son escalables, por lo que se adaptarán a la edad de nuestros niños, que se verán transportados a un mundo mágico y diferente que nada tiene que envidiar a nuestra cueva-taller de cuentos. Allí se convertirán en protagonistas de éstos. Y si les gusta, existe otro juego para más mayores ambientado en el mismo mundo, así podrán seguir jugando al crecer. Se llama Dyss Mítica y permite usar tanto las reglas de Magissa como las más complejas de D&D. Pero por ahora nos quedamos con Magissa, ya que el juego en principio será para nuestros peques.

El juego incluye varios manuales, entre ellos un capítulo dedicado a educadores, y es que estos juegos son muy educativos. Magissa promueve el diálogo y la resolución colaborativa de los problemas.

Si queréis echarle un vistazo, la web oficial contiene mucha información, como la guía de inicio.

Podemos encontrarlo en tapa dura por unos 25€ en Amazon o en librerías especializadas.

Guardianes de Pandemonio

Los niños encarnarán a los pequeños pandas que forman la Orden de los Guardianes. Serán los encargados de proteger a la sociedad de pandas antropomórficos de peligros y monstruos, y sobre todo deberán evitar que se repitan los errores del pasado que les condujeron a una guerra que estuvo a punto de acabar con su mundo.

Puedes comprarlo en Zacatrus o tiendas especializadas.

Do: Peregrinos del Templo Volador

Un juego recomendado a partir de los 12 años, que más que un juego de rol consiste en una experiencia narrativa colectiva. Los jugadores deben resolver un problema, pero así como cada uno tiene sus puntos fuertes, también tienen puntos débiles. Por lo tanto, al mismo tiempo que resuelven problemas se generan nuevos.

Podéis echar un vistazo a la mecánica del juego en este enlace o podéis comprarlo aquí.

Ryuutama

Juego de rol japonés traducido al español. Se caracteriza por aventuras de crecimiento y maduración en grupo en la naturaleza, en un mundo exento de violencia. Recomendado para mayores de 14 años.

Se le puede echar una ojeada pinchando aquí o puedes comprarlo en Zacatrus.

Hero Kids

Si tus hijos hablan inglés y tienen entre los 4 y 10 años, Hero Kids puede ser su juego. Puedes echarle un vistazo en http://herokidsrpg.blogspot.com.es/

Juegos gratuitos para imprimir

Hemos encontrado otros juegos para imprimir. El primero es muy simple. Solo contiene un par de páginas con un reglamento muy sencillo para empezar a introducir los juegos de rol a nuestros peques. No ofrece ideas para aventuras, por lo que si es vuestra primera experiencia con estos juegos os recomendamos que escojáis otra opción. Los otros juegos son más completos, de hecho el último es en realidad varios juegos, ya que cambia el ambiente, aunque mantiene las reglas. Sin duda os harán pasar unos ratos estupendos.

Caballeros_y_princesas

Dungeons4-HeroesDeHesiod

Exploradores de Orion

Rol-para-Peques