La mejor mascota para mi hijo – Gatos, perros y niños

Hola. Ayer empezamos hablando de animales. ¿Ya sabes los beneficios que puede aportar una mascota a tu pequeño? Pues hoy te cuento nuestras opiniones sobre qué animal es mejor. Obviamente, la respuesta no es automática. Depende de la edad del niño, del espacio del que dispongamos y de lo que estemos dispuestos a sacrificarnos por el animal. Ya que algunos dan más trabajo que otros.

Un perro para mi niño

niño-y-perro
Es muy importante optar por razas tolerantes con los niños. Sobre todo si se trata de niños pequeños que algunos perros podrían encontrar molestos.

Hoy empezarmos hablando de como un perro puede ser el mejor amigo de un niño. El perro es un clásicos en cuanto a animales de compañía, y es quizás de los animales que dan más cariño. Hay muchos tipos de perro, de todos los tamaños y distintas características.  Dependiendo del espacio del que dispongamos podemos tener uno más grande o más pequeño. El tamaño también dependerá de la edad de nuestro hijo, ya que hay razas que pasan de los cuarenta kilos, y podrían lastimar accidentalmente a nuestro bebé.

beagle-y-nino
El beagle es un perro excelente para los niños. Es alegre, curioso y muy sociable. Además es un perro tranquilo e inteligente.

Hay ciertas razas que deberíamos evitar optando por las más cariñosas y tolerantes con los niños. Esto es especialmente importante si no tenemos experiencia anterior con perros. Hay algunas razas que están especialmente indicadas para niños. Aunque no solo hay que mirar por los niños, sino también por el perro. Si no cuidamos bien al perro, existe la posibilidad de que se vuelva arisco, molesto o incluso agresivo. Por ejemplo, hay perros que requieren mucho ejercicio, si no cubrimos esa necesidad, el animal se puede volver hiperactivo. Si además se siente amenazado, poco querido, o si lo tenemos siempre atado, puede convertirse en un animal agresivo.

No es un juguete

Además hemos de tener en cuenta que tendremos que llevar el perro con nosotros o tener a alguien con quien dejarlo si nos vamos de vacaciones. Un perro no es un juguete y requiere bastante trabajo. Y hay que contar que estará con nosotros unos cuantos años. Pero puede ser el mejor amigo del niño y convertirse en una herramienta educativa fantástica además de un compañero de juegos. Enseñar trucos a un perro es un trabajo muy estimulante.

Algunas razas de perro recomendables para los más pequeños de la casa son los beagles, bichon frise, caniches, etc. o si optamos por razas más grandes son recomendables los labradores retriever, golden retriever, bobtail o incluso los pastores alemanes.

Niños y gatos

Los gatos son también una buena opción, y a veces pueden ser más fáciles de mantener que los perros.  El perro necesita asistencia. Alguien que les diga lo que deben hacer y que les enseñe. Sin embargo, los gatos son más independientes. Saben desde pequeños que deben hacer sus necesidades en la arena.

niño y gato
Los gatos son también una buena idea para los niños. Son más independientes que los perros, pero también dan mucho cariño.

Obviamente si el niño es muy pequeño habrá que limitar el contacto con el animal. También hay que cortar las uñas del gato con regularidad para evitar que el niño sufra heridas. Y por la noche habrá que impedir que el gato pueda acceder a su habitación.

Para que el gato se adapte bien al niño deberíamos buscar uno que tolere ruidos y los movimientos que puedan hacer los niños. Debe tolerar bien que el niño lo toque o que quiera jugar con él. Tampoco debe ser territorial o celoso, y debería ser cariñoso y sociable. Por supuesto debemos cuidar mucho la higiene de la casa y del animal, comprobando que el niño no tenga alergia.

Os regalamos un vídeo que hemos encontrado en Youtube con ideas y consejos sobre cómo elegir mascota con niños. ¡Esperamos que os guste!

Mañana seguiremos hablando de otros animales. Ahora nos vamos a nuestro taller de cuentos personalizados. De tanto hablar de mascotas se me ha ocurrido escribir un cuento personalizado de un niño y su mascota, y quiero trabajar un rato en eso, antes de volver a los cuentos para profesores. A ver qué sale. Cuando lo tenga, os cuento.¡Hasta la próxima!