Kamishibai, cuentos originales que nos llegan desde Japón

¡Hola! Como ya sabéis nuestra vida son los cuentos personalizados para profes, pero nos gustan todo tipo de cuentos. Los cuentos cásicos, los cuentos tiernos, los cuentos terroríficos, los cuentos de toda la vida, los cuentos de princesas, los cuentos para nios pequeños, los microcuentos, y sobre todo, los cuentos originales. Y hoy os voy a hablar de unos cuentos muy especiales que nos llegan desde Japón, los Kamishibai.

Kamishibai en Japón
El Kamishibai es una forma original de contar cuentos que nació en los templos budistas de Japón del siglo XII

¿En qué consisten los Kamishibai?

Los Kamishibai, son cuentos de origen japonés, usados durante muchos siglos para divertir y transmitir historias a los niños. Consisten en láminas de papel con dibujos y escritos, que se insertan en una especie de soporte que se abre como un tríptico. Haciendo las veces de escenario, ya que kamishibai significa teatro de papel. Este soporte es originariamente de madera, aunque lo puedes hacer uno casero con distintos materiales.

kamishibai
El Kamishibai es un pequeño teatro con imágenes que se usan para explicar un cuento

Con el Kamishibai abierto, el cuentacuentos va contando estos cuentos originales a la par que va pasando las hojas con los dibujos. Así llama la atención de los niños que fijan su mirada en las láminas, mientras él lee el cuento enfatizando las voces y creando una atmósfera de complicidad. Éstas láminas tienen por delante dibujos y por detrás escrito la parte del cuento correspondiente. Así la persona que lo lee sabe perfectamente en que momento está del cuento, aunque esté de cara al público. Aparte de esto, se pueden complementar con marionetas de dedo y música.

Kamishibai-cuento
El narrador puede leer la historia detrás de las láminas mientras el público ve las imágenes

¿Por qué nos gusta esta original forma de contar cuentos?

En una era en la que predomina la tecnología pero se premia la creatividad, estos cuentos vienen para transportar de nuevo a los niños al mundo de la imaginación. De este modo se potencia su lado creativo. Con ellos se recupera la complicidad entre lector y oyente. Pudiendo ver como los niños ríen, gritan o aplauden ante la sorpresa, el miedo y la felicidad que les inunda al escucharlo, siendo a la par partícipes, con su imaginación, del éxito final.

Estos cuentos originales son un nexo de unión entre padres e hijos, creando de cualquier rato libre, un mundo de ilusión y fantasía. Además son una apuesta segura frente a cumpleaños o fiestas infantiles. Y son fáciles de transportar y hay un sinfín de cuentos que se pueden comprar o hacer.

Permitidme que os regale pautas y consejos para contar tu cuento Kamishibai. Que lo disfrutéis.