Las mejores ideas sobre Juegos de pelota

¡Buenos días! Hoy dedicamos el post a todos los que buscáis juegos para vuestros hijos o alumnos. Si buscáis juegos para hacer en casa, o juegos sin balón, policías y ladrones, o hasta información para hacer una gincana, tenemos artículos para todos los gustos. Pero ahora quiero centrarme en los juegos que se juegan con un balón: los juegos de pelota que no se consideran deportes.

Por tanto no vamos a hablar del clásico partidillo de fútbol o baloncesto, que ya sabemos que al final gana el que marca el último. Tampoco entraremos en otros deportes como balonmano o voleibol. Seguramente los conocéis, y si estáis aquí es por qué queréis alternativas.

juegos-de-pelota

Balón prisionero

balon-prisioneroEste juego, es quizás el más conocido de los que describimos en este post, aunque puede conocerse con otros nombres. Hay quien lo llama, simplemente, jugar a matar. Se juega con dos equipos. El campo consiste en un rectángulo dividido en dos partes, y en cada parte se sitúa un equipo. El juego consiste en matar a los del equipo contrario lanzándoles el balón, que debe tocarles. Se puede acordar que si el jugador agarra el balón, no muere.

Cuando un jugador muere, debe situarse tras la línea de final de campo del equipo contrario, y puede resucitar si mata a algún contrario. Es decir, que los jugadores muertos siguen jugando para intentar recuperar su vida y de paso matar a los contrarios. Gana el equipo que consigue mandar a todos los contrarios al cementerio.

Se sortean los campos y quien empieza a lanzar, pero una vez empezado el juego, no hay un orden, es decir que si el balón rebota y llega al equipo que acaba de lanzar, pueden lanzar de nuevo. También se puede hacer pases altos al cementerio para que los que han muerto de nuestro equipo tengan posibilidad de resucitar.

La gurgu

Es similar a matar, pero en este caso no es por equipos. Solo hay dos matadores y un campo rectangular. Se sitúa cada matador en una punta del campo y van lanzando el balón para matar a los jugadores que están en el campo.

Como los jugadores tienden a retroceder, se acercarán al matador que no tiene el balón, por lo que a veces es buena idea intentar un pase rápido si no hay un blanco fácil en vez de ir a matar.

Los jugadores muertos deben salir del campo y no juegan, pero también hay una forma de salvarlos: si un jugador agarra el balón sin que toque el suelo, obtiene un punto. Cada tres puntos es una vida, que puede guardarse o usarse para devolver a la vida a los jugadores muertos.

No sabéis los recuerdos que me trae… Las horas de diversión que hemos pasado con estos juegos…

Los 10 pases

Los diez pases es otro juego de equipo para el que no hace falta definir el campo. Se dividen los jugadores en dos equipos que se distribuyen como quieran por el terreno. Cada equipo debe intentar hacer diez pases entre sus jugadores.

Todos los jugadores son libres de moverse excepto el que tiene el balón. Ese jugador no puede mover los pies, y esto es lo que le da cierta dificultad al juego. Puede amagar, y pasar, siempre que no mueva los pies de donde estaban al recibir la pelota. Su única misión es pasarla a otro participante de su equipo, y en ese momento podrá volver a moverse. Si se moviera antes, sería ilegal y deberán empezar a contar los pases desde cero.

Cuando un equipo completa diez pases consigue un punto. Gana el equipo que logre más puntos. También se puede acordar antes de empezar a cuantos puntos hay que llegar para ganar.

Además de estos, recuerdo partidillos a Pichi, que era una especie de Baseball sin bate, para lo que usábamos la mano o el pie. O el “Primis”, con una pelota de tenis contra una pared. Si os interesa saber más podéis dejarme un comentario y os cuento. Me voy corriendo, que vamos a organizar un partidillo de gurgu en la cueva, antes de continuar con mi curro de preparar los mejores regalos para la profe. ¡Hasta la próxima!