Estrategias de aprendizaje y programas del Proyecto Cero (Project Zero).

Hola a todos. Ayer os hablamos del Proyecto Cero y os hicimos una pequeña introducción. Quizás no os suene por el nombre Project Zero pero seguramente habréis oído hablar de alguno de los programas de investigación que han surgido como subproyectos de este proyecto. Algunos de estos programas se utilizan en escuelas de España. Los más conocidos, algunos de los cuales merecen su propio artículo en regalacuento.com, son los siguientes:

Inteligencias múltiples:

Separa la inteligencia en 8 componentes independientes, cada uno relacionada con un ámbito. Una persona puede estar muy dotada para las matemáticas y ser nulo en otro ámbito, como por ejemplo el social. Por tanto no hay una única forma de aprender, sino que hay múltiples maneras dependiendo de nuestras habilidades cognoscitivas.

Pedagogía del juego:

Otro programa del Proyecto Cero es la pedagogía del juego. En éste el juego se emplea como herramienta de aprendizaje de los niños, a través de la cual dan sentido al mundo. Les sirve para crear y explorar a la vez que ponen a prueba las propias ideas y las relaciones sociales.

Culturas de pensamiento o Rutinas de pensamiento:

Consiste en realizar preguntas o afirmaciones abiertas para fomentar el razonamiento en los niños: ¿Qué ves? ¿Qué crees que está pasando? ¿Qué te hace decir eso?

Este tipo de preguntas que ayudan en la observación, interpretación, planificación, toma de decisiones, etc. Estas cuestiones deben convertirse en hábitos. Realizarlas en un entorno colaborativo aumenta el conocimiento del grupo y llega a cambiar la cultura de las clases.

rutinas pensamiento
A partir de las estrategias y rutinas de pensamiento los docentes pueden replantearse su trabajo enfocándolo a obtener mejoras para facilitar la comprensión a los alumnos.

El proyecto del buen juego:

Es una investigación e iniciativa de educación sobre ética digital. Se analiza cómo utilizan los niños, adolescentes, adultos jóvenes, padres y profesores las nuevas tecnologías. Se pone énfasis en explorar los hábitos de navegación de los jóvenes, asó como si se mantiene su intimidad. Actualmente, el proyecto está en una fase en la que se está tratando sobre los dilemas personales, morales éticos y cívicos que envuelven la vida digital actual con un enfoque particular en el uso pedagógico de estas herramientas en una manera efectiva. Como podéis ver, el Proyecto Cero ha sabido adaptarse a la era digital, ya que su fuerte es la adaptación al cambio.

Visual Thinking (o Pensamiento Visual, en la lengua de Cervantes):

Consiste en realizar un dibujo o mapa mental en el que plasmamos las ideas. De ese modo podemos entender mejor un problema, organizar pensamientos, descubrir soluciones o encontrar nuevas ideas. Ayuda a reflexionar a través del pensamiento visual, que es un lenguaje universal al mismo tiempo que realizamos un excelente apoyo para transmitir la idea.

visual-thinking

Escuela Inteligente:

El programa Smart Schools define siete directrices que deben seguir las escuelas. Siguiendo estos puntos, las escuelas se mantienen atentas a los progresos en el campo de la enseñanza y aprendizaje. Por tanto es necesario que estén informadas de todos los avances, ser dinámicas para poder aplicarlos y ser reflexivas.

Haciendo visible el aprendizaje:

Este proyecto reúne y codifica las prácticas de la pedagogía Reggio Emilia adaptándolas al Proyecto Cero, de modo que los profesores puedan usarlas. El niño, es un ciudadano con derecho a ser escuchado, con competencias y curiosidad. Los niños aprenden de las cosas cotidianas, de su entorno y de los otros niños. Mientras ellos aprenden, los docentes documentan lo que está sucediendo en el aula.

Los niños son ciudadanos:

Aunque tienen ideas filosóficas en común con el anterior programa y con Reggio Emilia, se trata de un proyecto distinto. Se trata de demostrar que los niños tienen la capacidad de trabajar con los demás para involucrarse en una sociedad democrática, aprendiendo a escuchar, dando su opinión y colaborar de forma educada y civilizada. De este modo se pretende involucrar a los niños en los procesos democráticos. Igual que en Reggio Emilia se da mucha importancia al aprendizaje en grupo y a la documentación.

Entender las consecuencias:

Consiste en un aprendizaje para entender y analizar relaciones causales complejas. A menudo, los estudiantes tienen ideas preconcebidas y/o erróneas que dificultan el aprendizaje y les generan confusión. Se analizan las suposiciones que los estudiantes hacen y se desarrollan materiales de intervención para ayudar a los alumnos en los puntos que representan mayor dificultad.

Conclusión

El proyecto tiene muchos programas más, algunos muy extendidos y otros aplicados en un país concreto, un estado o zona o incluso exclusivos de una escuela concreta. Son programas con los que no sólo se pretende que se apliquen buenas prácticas, si no descubrir nuevas para extrapolarlas a otros entornos. Si sois profesores o profesoras, seguro que os encanta bucear en estas teorías, cuyas aplicaciones a la práctica docente pueden resultar un regalo. De este modo la escuela y las formas de enseñar no son algo estático si no que va cambiando y mejorando continuamente.