Fiestas de graduación de Educación Infantil

Publicado el

¡Hola a tod@s! Ya estamos en la época de las fiestas de los colegios y en breve empezarán las fiestas de graduación. Ya sean fiestas de graduación de infantil, primaria o de instituto, son fiestas para celebrar el fin de una etapa y el comienzo de otra. A veces con despedidas de los compañeros y profesores que los han acompañado este tiempo. Por eso son ideales nuestros regalos para profesores, ya que son un regalo único donde tanto profes como alumnos pueden ver las fotos de sus compañeros. Y todo esto dentro de un cuento lleno de magia e ilusión.

Fiestas de graduación infantil

Todas las fiestas de graduación tienen su gracia, pero nosotros nos vamos a centrar en las infantiles. Los pequeños son nuestra devoción, con sus ganas de aprender, bondad y docilidad frente al mundo. Con el cambio a primaria, pasan a una etapa donde los juegos dan paso a los exámenes, y poco a poco a la adolescencia. Tanto con el paso de guardería a colegio, como de infantil a primaria  desde hace unos años se instauraron también las fiestas de graduación. Lo que en principio estaba reservado para los de 18 años o fin de carrera.

En estas fiestas no es necesario gastarse dinero. Con cartulina negra y un poco de imaginación es fácil hacer birretes para los niños. Y con una camisa o camiseta blanca se completa el look. Estos disfraces harán las delicias de padres y pequeños.

graduacion-infantil

Pegas a las fiestas de graduación

Hace unos días escribíamos sobre Emilio Calatayud, un juez de menores que pide sensatez a los padres y a la sociedad. Las fiestas de graduación infantiles, si se ven como un día donde los niños pueden disfrutar por última vez de sus compañeros y profes de esta etapa, están bien. Pero es un error que se consideren como un premio a los niños por algo que es su deber. Y peor todavía si se les compran regalos desorbitados. Si se cae en este error, el niño asocia que tiene que estudiar para recibir un premio. El niño ya no lo considera su deber. Tampoco estudia porque le guste. Se acostumbra al niño a que por cada cosa que haga debe recibir un premio, haciendo personas infantiles y déspotas.

Otro problema es cuando los colegios para celebrar estas fiestas exigen un atuendo caro. Peor aún cuando hay que hacer una serie de regalos que no todas las familias se pueden permitir. Aumentando así la desigualdad. Por eso si tú hijo va a celebrar la graduación, os deseamos un día feliz, pero que no sea algo para dar mensajes erróneos a nuestros hijos, sino un regalo que quede en su recuerdo.

En ese sentido, en Regalacuento trabajamos para que nuestros cuentos personalizados para profesores puedan servir de recuerdo entrañable para profes, y a la vez, para un cuento con todos sus amigos para los niños que lo deseen, os invitamos a conocerlos más de cerca: La profe que perdió las palabras, La profe de nuestros Sueños, o La profe perfecta. Os deseamos una fiesta de graduación de Educación Infantil entrañable, que los peques se lo pasen bomba, y que la profe se emocione mucho, muchísimo

 

Signos de que tu bebé no se adapta a la escuela infantil

Publicado el

Hola a todos los papás y mamás que pasáis por aquí. Hace un tiempo escribimos sobre llevar al niño a la guardería o las alternativas que existen a las escuelas infantiles. También dimos unas directrices sobre cómo escoger la escuela infantil ideal. Hoy queremos hablaros de cómo podemos detectar si el peque tiene problemas de adaptación o si hay cualquier razón por la que pueda estar pasándolo mal.

Detectando problemas

Pasar de casa a la escuela es un cambio que puede ser difícil y hasta traumático para algunos niños. Por eso la transición debe hacerse poco a poco, dejando que pase un tiempo, que suele rondar las dos semanas, antes de alarmarnos por comportamientos que indiquen que el niño no está a gusto. Por ejemplo, es completamente normal que el niño llore al principio cuando lo dejamos con extraños. A menudo, los niños solo quieren llamar la atención de los padres, y en cuanto se cierra la puerta dejan de llorar.

Algunas escuelas infantiles facilitan ese proceso permitiendo que los padres se queden con los peques los primeros días, al menos durante unas horas. Además las jornadas son también más cortas. De ese modo al niño se le hace menos pesado y aprende que el entorno de la escuela es seguro.

Señales para los educadores

Los profesores podrán ayudarnos a detectar comportamientos que indiquen un problema. Si, pasado un tiempo, el niño rehúye a sus compañeros, a la profesora o se queda pegado a la puerta, los educadores deberían informar a los padres de que el peque no está a gusto.

Síntomas que pueden detectar los padres

Los padres también pueden apreciar cambios en el comportamiento en casa. Si después de algo más de un mes el niño sigue llorando cuando lo vamos a recoger, lo vemos triste o sin ganas de jugar, necesita estar todo el día pegado a los padres, tiene más rabietas de lo habitual, se le altera el sueño, etc.

Si el niño es más mayor, podría volver a chuparse el dedo o mojar la cama. Dar un paso atrás en el proceso de maduración puede ser síntoma de que no está a gusto en la guarde.

llorando-escuela-infantil

¿Qué hacer si le cuesta adaptarse?

Si nosotros o el centro detectamos algún problema, lo mejor será solucionarlo juntos. Deberemos hablar con los educadores y el director para buscar la causa e intentar solucionarlo. Es posible que se pueda hacer algo para intentar localizar y solucionar el problema. Por ejemplo, es posible que te dejen ver al niño sin que él lo sepa para intentar encontrar la causa del problema. Otra solución podría ser reducir las horas que pasa el niño en el centro por un tiempo. De este modo alargamos el proceso de adaptación del menor.

Quizás el único problema es que el niño ha pasado de ser el rey de la casa a ser uno más con quienes debe compartir los juguetes. En ese caso, la superación y adaptación es muy positiva. El niño aprenderá a convivir con otros niños que pueden quitarle el juguete. Empieza a socializar y eso es algo muy bueno.

Casos extremos

En algunos casos, podría ser que el centro no sea bueno para el niño. Incluso que no se le trate bien. Quizás detectemos síntomas de que se descuida la atención del niño. Por ejemplo, si viene con el culo irritado, es posible que no se le cambie el pañal las veces necesarias. Tal vez haya un problema en la escuela infantil de tu hijo.

Sin embargo, estas situaciones son excepcionales. Si sospechamos que pueda pasar algo así podemos ver si el comportamiento de los compañeros es similar. También deberíamos comprobar el estado de la clase. Presentarnos fuera del horario de recogida para comprobar que no haya nada raro, puede ser otra opción. Posiblemente no sea nada, pero no está de más asegurarse. Eso sí, sin caer en querer sobreproteger al niño.

Mega juego y sugerencias para una fiesta flipante

Publicado el

Hola a todos los papis y mamis, profes y niños que hayáis llegado hasta aquí. Si habéis aterrizado en este post es por que no os contentáis con una fiesta normalilla. Queréis algo de lo que se hable durante los próximos años. En este artículo pretendemos dar unas pistas para hacer una maratón de juegos, gincana o, dicho de otro modo, un juegazo para amenizar cualquier fiesta.

Las fiestas de este tipo son adaptables a todas las edades. Todo depende de los juegos que incluyamos y de la complejidad de las pruebas. También es posible incluir pruebas para que padres e hijos participen juntos.

Jugando en equipo

Aunque es posible hacer un juego de este tipo en el que se juegue de forma individual contra otros jugadores, es mucho más divertido jugar en grupo, de este modo se fomenta la colaboración y el trabajo en equipo. Cada equipo puede tener un nombre propio que pueden decidir los mismos jugadores.

Maratón de juegos o Gincana

Aunque parezcan lo mismo, y de hecho tengan muchos elementos en común, la maratón y la gincana tienen ciertas diferencias.

gincana-maraton

La maratón consiste en un montón de juegos o pruebas. Pasamos automáticamente de una prueba a la siguiente, y cada una que realicemos con éxito aportará una puntuación. La suma de los puntos de todas las pruebas que realicemos será la puntuación final del equipo.

Una gincana requiere más espacio, ya que además de tener también juegos y pruebas, una parte de la diversión consiste en encontrar el lugar en el que se realizará la siguiente prueba, o las instrucciones para la prueba. Por ejemplo, el juego puede empezar con una pista que nos lleve a buscar la siguiente, por tanto, los puntos se obtienen jugando, encontrando objetos y es posible que no podamos seguir hasta resolver un acertijo.

Temática: Personalicemos la fiesta

FIESTA-SUPERHEROES

Ya sea maratón o gincana, podemos hacer referencia en las pruebas y acertijos a una temática que sepamos que les gustará a los niños. Por ejemplo superhéroes, un personaje de animación, animalitos, la vida en el campo, el antiguo Egipto… La personalización puede ser muy simple, incluyendo referencias en las tarjetas y quizás algún dibujo o colores. O bien, podemos hacerla mucho más compleja incluyendo decorados y hasta disfraces.

Los nombres de los equipos deberían seguir unas reglas para adaptarse dentro de la temática del juego.

Juegos a incluir

carrera-sacos

Estos días hemos estado hablando de juegos para interior, otros para jugar en la calle, actividades para fiestas, otros para jugar con pelota… Algunos de ellos son por equipos y otros no. Pero todos ellos pueden utilizarse dentro de este juego gigante. Los juegos de toda la vida, como las carreras de sacos, y otras de las que hemos hablado, pueden servirnos como pruebas. Además es posible añadir elementos extra. Por ejemplo, podríamos poner obstáculos a una carrera con huevos.

Algunas pruebas pueden hacerse compitiendo con otro equipo. Se pueden hacer liguillas, hacer relevos. Se puede cruzar los equipos que han de competir dependiendo del orden de llegada al lugar de la prueba. O también podría depender de los resultados en las pruebas anteriores.

Ya sea para los juegos o para dejar pistas y hacer acertijos, lo importante es echarle imaginación. Coge ideas de los post anteriores, y mezcla con otros componentes para hacer una prueba única.

Si hay lío a la hora de decidir quién gana, tampoco te preocupes demasiado. Lo importante es que todos lo pasen bien. La competición debe ser sana y sin peleas.

Esperamos que estas ideas os ayuden. Nadie como vosotros, que conocéis a vuestros hijos, para planificar un juego inolvidable. Y si os quedáis con las ganas, también podéis organizar un juego así para mayores. También los padres y profesores necesitamos correr, gritar y desahogarnos de vez en cuando.

gincana-adultos

Déjanos tus ideas abajo. Seguro que pueden ayudar a otros papás.