Y después de Navidad, vienen las rebajas

¡Hola a todos los papás y mamás que seguís el blog! ¡Bienvenidos a los nuevos! Ayer hablábamos de la cuesta de enero y hoy queríamos tocar un tema que está relacionado. Si has sabido ahorrar, y aún te queda algo tras tanto gasto extra en estas fechas, estás de enhorabuena: Llegan las rebajas de invierno, con sus ventajas y sus peligros.

 

Rebajas
Llegan las rebajas de invierno, pero ándate con ojo. Si no vamos con cuidado las compras pueden salirnos caras.

Durante las rebajas podemos comprar productos para todo el año. Sobre todo si tenéis niños en edad de crecimiento, que parece que destrocen la ropa y se coman las zapatillas. Ser previsores y aprovechar las ofertas puede hacernos ahorrar. Ropa, libros, juguetes, electrodomésticos, y todo tipo de regalos.

Por esta razón, es recomendable guardar algo de dinero para cuando llegan estos chollos. Pero si no te queda mucho que gastar, puedes esperar al mes que viene, ya que las rebajas duran dos meses. O si lo prefieres puedes esperar a las próximas que serán en verano.

Fechas de las rebajas

Las rebajas de invierno, este año duran desde el 7 de enero hasta el 28 de febrero. Aunque algunas tiendas han decidido adelantarse cinco días y ya podemos comprar a precio reducido desde el 2 de este mes. Esto viene siendo costumbre desde que se permite que sean las tiendas las que deciden las temporadas de rebajas.

Sin embargo, a veces lo más prudente es no ir los primeros días, ya que más adelante mejoran las ofertas. Tras unos días muchas tiendas empiezan con las segundas rebajas, reduciendo aún más los precios. Es el mejor momento para encontrar el precio más barato, pero ten cuidado con dejarte llevar.

Segundas rebajas
Si sabes esperar, es en las segundas rebajas cuando encontramos los mejores chollos.

Peligros de las rebajas

Las rebajas pueden ser muy ventajosas si compramos cosas que realmente necesitamos, pero si cedemos ante el deseo impulsivo de comprar algo simplemente porque es barato o porque nos hace ilusión, podemos acabar con productos que usaremos una vez o incluso ninguna, lo que no ayudará a afrontar los gastos del año.

Lo mejor es ser previsores y tener claro lo que necesitamos o queremos comprar antes de acercarnos a las tiendas. Si es necesario, podemos hacer listas. La cuestión es ir pensando ya en lo que podemos comprar y podamos aprovechar para las temporadas que vienen.

Los papás o mamás con niños pequeños debéis tener en cuenta que vuestros hijos crecen. Quizás podáis comprar algo de cara al invierno que viene, pero hay que asumir que acertar la talla que tendrán para entonces es un riesgo. Aunque si tenéis varios hijos es más fácil, ya que tarde o temprano habrá uno al que le vaya. Incluso, si encontráis algo a precio barato, podéis comprarlo ahora y guardarlo para un cumpleaños o cualquier otro momento.

Nosotros en regalacuento no hacemos rebajas en nuestros cuentos personalizados, porque tenemos la oferta estrella abierta todo el año: El cuento de la profe GRATIS en los pedidos que nos piden copias para los niños (a partir de 19 unidades de copia). ¡Hasta la próxima, amigos de regalacuento!