¿Cuál es la edad ideal para que los niños accedan a los móviles o a las redes sociales?

Hola a todas las mamás y papás preocupados. Hoy me ha costado algo más sacar tiempo para ponerme a escribir. Cenicienta está ya con los preparativos de boda, por lo que cada vez me ayuda menos. Y entre hacer los mejores regalos para profes y poner en orden la cueva-taller donde hacemos nuestros cuentos para profes, casi no saco tiempo para escribir en el blog. Bueno, a lo que iba: llevamos un par de días hablando de internet y redes sociales. Hace un par de días hablamos de los peligros para la salud física y mental de los niños. Ayer hablamos de como podemos perder el control sobre las amistades de los peques, y que muchas de estas pueden no ser quienes dicen. Hoy nos centramos en la edad ideal para que los niños tengan móvil o una cuenta en las redes sociales.

Un par de datos objetivos

Empezaremos con un par de datos, para definir la edad en la que el niño puede empezar a acceder a las redes sociales o tener un teléfono o tablet.

En España, la edad mínima para acceder a las redes sociales es de 14 años. Aunque existen redes específicas para menores a las que podrán acceder los niños de edades más tempranas.

La edad media en que los niños acceden a la telefonía móvil en España se sitúa entre los 10 y los 12 años. La necesidad de tener un vínculo con nuestros hijos y asegurarnos de tenerlos localizables en todo momento, puede ser contraproducente. Al entregarles un teléfono con acceso a internet, podemos estar abriendo las puertas a otros peligros. Además, podemos hacer que el niño sea dependiente de ese vínculo o de la misma tecnología, perjudicando su proceso de maduración.

Las preguntas correctas

No se trata de que haya una edad clave a partir de la cual los peques puedan acceder al uso de las tecnologías. Lo más importante es reconocer las limitaciones de los niños. Por tanto la pregunta es incorrecta. Deberíamos hacer múltiples preguntas del tipo:

  • ¿Es tu hijo lo bastante responsable?
  • ¿Sabe cuándo parar? O ¿cuándo desconectarse?
  • ¿Tiene claros sus límites?

Aunque hay una edad mínima requerida para acceder a redes sociales, no hay una edad clave en la que los menores, mágicamente se conviertan en responsables. Es decisión de los padres, una vez superada la edad legal, decidir si los niños están capacitados de tener acceso al mundo digital. Además está en manos de los padres decidir en qué medida podrán acceder  y las normas que aplicarán para disponer de esa tecnología.

Responsabilidad

Por ejemplo, el niño debe ser consciente de que el móvil o la consola son caros y deberá cuidarlos. Debe haber un horario de uso. La tecnología debe entenderse como una herramienta para ayudarnos. Existe el peligro real de que nos volvamos dependientes y que nos alejemos de las cosas importantes.

Además de ser responsable en el uso, el niño deberá saber lo que puede y no puede hacer. Hay que definir claramente las normas. El móvil o la consola no debe ser nunca un elemento que se le da al niño para que se esté quieto y no moleste.

Si el niño se aisla o tiene dependencia de una consola, de un móvil o del ordenador, podemos asegurar que no le hace ningún bien, por lo que deberíamos plantearnos limitar o prohibirle su uso. Es posible dar un pasito pa’ atrás si vemos que no estaba preparado. Un poco de juego al aire libre y estar alejado del mundo digital no le hará ningún mal.

móvil o tablet
Debemos observar los comportamientos que estamos promoviendo. Si el móvil, la tablet o el acceso a las redes sociales hace que el niño se abstraiga del mundo real, es posible que debamos limitar el uso de estas tecnologías.

Hay un último factor a tener en cuenta. Si dejamos a nuestros hijos solos ante la tecnología, debemos preguntarnos, quién los está educando realmente.