Haciendo nuestros cuentos y pensando en los niños, nos hemos decidido a escribir este artículo sobre cómo ayudar a combatir uno de los problemas que tenemos en España: el sobrepeso infantil.

sobrepeso infantil

Un estilo de vida sedentario afecta negativamente a la salud del menor, aumentando el riesgo de sobrepeso que puede llevar a futuras enfermedades

El problema del sobrepeso en España

En las últimas décadas, la obesidad infantil en España ha crecido de una manera alarmante. Por encima de muchos países europeos e incluso de Estados Unidos. Pero no solo entre los niños, sino que más de la mitad de los mayores de edad están por encima de su peso.

obesidad infantil

Los precocinados, la comida rápida y, en general, la mala alimentación están favoreciendo que la obesidad infantil en España esté llegando a cuotas alarmantes

Lejos de ser un problema estético, el sobrepeso es una carga para nuestra salud. Cuando se supera ampliamente el peso recomendado, aumenta exponencialmente el riesgo de padecer enfermedades crónicas, como la diabetes, problemas coronarios, etc. También nuestras articulaciones inferiores soportan una presión para la que no están preparadas. Esto es malísimo a cualquier edad, pero para los niños que están en edad de crecimiento, es nefasto. También puede tener efectos psicológicos negativos si reciben  burlas de los demás, lo que puede llevarlos a recluirse y a menospreciarse, socavando la autoestima personal y afectándoles en todos los ámbitos de su vida.

Combatir el sobrepeso

Para combatirlo hay que aunar dieta saludable con ejercicio físico. No se trata de que el niño pase hambre, sino de tener una dieta equilibrada. ¿Os acordáis cuando vosotros erais pequeños?  Las bebidas azucaradas y los dulces estaban reservados a días especiales, mientras comíamos fruta y verdura todos los días. La alimentación que nos daban nuestras madres era la mejor. Aparte de eso nuestro tiempo libre lo pasábamos jugando en la calle sin parar.

Alimentación sana

Es necesario educar desde pequeños y que el niño sea consciente de que ciertos platos están reservados para ocasiones especiales.

Hoy en día, con las prisas, los niños comen mucho precocinado y comida basura. Además ya no salen tanto a jugar, sino que pasan muchas tardes viendo la tele o jugando con videojuegos. Esto es un factor clave que aumenta el riesgo de padecer sobrepeso u obesidad.

Una milla diaria

Elaine Wylie (profesora escocesa), fue muy consciente de todo esto y, en 2012, decidió tomar cartas en el asunto. Un día invitó a los alumnos de su clase a salir y dar una vuelta por un parque que tenían al lado. Al principio los niños no podían completar una vuelta, pero aunque cansados, volvían muy contentos. Lo hicieron a diario y poco a poco fueron aumentando su resistencia. En un mes, ya podían corren una milla, es decir, cuatro vueltas al parque. De ahí salió la idea de una milla diaria.

La idea no era competir: aunque se invitaba a los niños a correr, cada uno puede hacerlo a su ritmo, disfrutando de los alrededores del colegio mientras ganan en salud.

Una milla diaria

El ejercicio debe ser agradable para los niños. Recorrer la milla diaria no son deberes ni una competición, debe ser algo divertido que toda la clase disfrute.

Con el tiempo se unieron más clases y profesores del colegio, y pudieron comprobar como disminuía el porcentaje de sobrepeso en el colegio, y como los niños estaban más contentos y concentrados en clase.

La idea de una milla diaria se fue extendiendo por casi todos los colegios de escocia y gran parte de los del Reino Unido. De ahí saltó al resto de Europa y ya hay más de 100 colegios que lo aplican en España.

DKV lo está promoviendo en España, e incluso anima a que se haga en familia, fuera del horario escolar. ¿Te animas a hacerlo con tus hijos?

A %d blogueros les gusta esto: