¡¡Feliz año nuevo!! Pues sí, hoy empieza el año nuevo chino. Cada año se dedica a un animal: desde mascotas hasta animales salvajes y de cuento (por supuesto tienen un año del dragón). En total son 12 animales, es decir que cada 12 años repetimos animal. Pues ayer terminó el año del gallo y hoy entramos en el año del perro. No veas la fiesta que se traía Mulán. La cueva-taller estaba revolucionada. Se han juntado con Po y el maestro Shifu y no veas… Los fuegos artificiales duraron horas… Así que como comienza el año del perro, he pensado en dedicar este artículo a las mascotas.

niña-mascota-perro-gato

Las mascotas potencian el desarrollo de las capacidades sociales del niño además de ayudar a educarlo en responsabilidad y cuidado de otro ser.

Es cierto que una mascota da trabajo, necesita su espacio y dedicarle tiempo. Pero también aporta muchos beneficios. Además, dependiendo del compromiso que queramos adquirir, hay mascotas que requerirán menos que otras, aunque también los beneficios pueden ser menores.

Mejor que los videojuegos

Tener una mascota conlleva múltiples ventajas. El primer análisis del observatorio fundación Affinity sobre el vínculo entre personas y animales de compañía arroja luz sobre como tener una mascota nos hace más sanos. El estudio afirma cosas como que los propietarios de perros van un 15% menos al médico. En cuanto a los niños, dicen que 8 de cada 10 niños de entre 9 y 12 años anteponen jugar con un gato o perro a los videojuegos.

La mascota como elemento educativo

Tener una mascota puede ayudar al niño en su desarrollo educativo y social. Aprende a cuidar y querer a otro ser, a responsabilizarse y aumentará su paciencia. Aunque obviamente debemos asegurarnos de que el niño asume sus responsabilidades y de que trata bien al animal. Es muy común que el niño prometa lo que sea para conseguir lo que quiere, en este caso una mascota, pero a la hora de la verdad no se haga cargo de ella. En estos casos, no estaremos ayudando. El niño debe comprender que si asume una responsabilidad debe cumplirla. Y esto que se aplica a la mascota, se aplica a todo en su vida.

“Tener una mascota, es como hacer los deberes. Algunos días no te apetece hacerlos. Pero si tienes un perrito has de hacer los deberes todos los días. Tienes que cuidarlo y darle de comer…”
fundacion-affinity.org/juntoscrecemosmejor
fundacion-affinity.org/estudio-juntos-crecemos-mejor

Las tareas que se asignan al menor deben ser acordes a su edad y muchas veces supervisadas por un adulto. En este artículo se explica las tareas que podemos asignar al niño según su edad.

El segundo análisis científico del vínculo entre personas y animales de compañía de la fundación Affinity analiza las palabras que los niños asocian a los animales. Las que más aparecen son, en primer lugar “cuidar”, seguido de “jugar” y “alimentar”. En cuanto a las relaciones, un 60% los ve como “compañeros de actividades” y un 46% como “apoyo emocional”. Solo un 32% identifican que hay que cuidarlos o responsabilizarse, por lo que es necesario supervisar a los pequeños para que realmente tener un animal sea educativo.

En el estudio sobre el vínculo entre niños y animales, les preguntamos a los niños: ¿Qué hace felices a los perros? ¿Los gatos tienen sentimientos?…
http://www.fundacion-affinity.org/estudio-juntos-crecemos-mejor

La mascota da seguridad al niño

Además de servir como herramienta educativa, se ha demostrado que las personas que han convivido con una mascota tienen mejores relaciones interpersonales. El animal se percibe como una fuente de apoyo emocional después de los padres. De hecho, muchas personas hablan con su mascota de cosas de las que no se atreven a hablar a otros. La mascota también ayuda a superar la sensación de miedo o tristeza. Aunque obviamente no todas sirven igual para este propósito.

La mascota ayudará a desarrollar las defensas del niño

Está demostrado con estudios que tener una mascota de niños reduce el riesgo de padecer ciertos problemas de salud. El sistema inmunológico del pequeño se fortalece y ayuda a que se desarrollen sus defensas.

A veces, puede parecer que debemos proteger a nuestros hijos de las bacterias y microbios. Todo debe estar desinfectado y limpio, y parece que tener una mascota pueda ser un problema. Sin embargo, el cuerpo humano está preparado para defenderse de todo esto, y cuando somos bebés, es cuando el sistema inmune debe empezar su entrenamiento. Si no es así, nuestras defensas no estarán preparadas ante futuras amenazas o incluso, el sistema inmune puede reaccionar ante elementos externos o propios. Es decir, que se puede desarrollar alergias o enfermedades autoinmunes. En resumen, tener un animal, nos ayuda a que nuestro cuerpo se prepare para las futuras amenazas (enfermedades, virus…). Nos ayudará a formar un buen sistema inmunológico.

Por otro lado, otros estudios afirman que un animal ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, liberar el estrés, combatir la depresión, etc.

También se utilizan en niños con autismo para que se vuelvan más sociales y ayudan en las relaciones con otras personas.

Mascotas en las escuelas

Cada vez hay mas escuelas que incluyen animales en las aulas apoyados por profesionales que aseguran que la convivencia con estos puede ser muy enriquecedor para los niños. Normalmente se emplean animales pequeños, pero otras optan por animales grandes, sobretodo las que se encuentran en un entorno rural. En los próximos días hablaremos de animales en las escuelas.

Mañana hablaremos de los distintos tipos de mascota para niños, ya que cada una tiene sus pros y contras. Si tenéis experiencias con animales y niños no dudéis en dejarnos vuestros comentarios. Un abrazo a los papás y mamás, y hasta mañana.

A %d blogueros les gusta esto: