Queridos papás y mamás regalacuenteros. Queremos recuperar una sección que abrimos hace tiempo, y para ello necesitamos vuestra ayuda. Vamos a recopilar aquellas frases que los niños nos dicen tan seriamente y que a nosotros nos hacen tanta gracia. Hoy empezamos nosotros, pero esperamos que nos dejéis vuestras historias en los comentarios del blog o en nuestro Facebook para que podamos ir añadiéndolas.

Preguntas transcendentales

David (8 años) hablando muy serio con su bisabuelo:
– Yayo, ¿cuando te mueras irás al cielo?
– Pues no sé dónde iré.
– ¡Ah! Es que de mayor quiero ser astronauta y así te veré.

Daniel (5 años) en misa, viendo que a su madre le habían dado la comunión:
– Mamá, una cosa muy importante: ¿Qué parte del cuerpo de Cristo te ha tocado? ¿La oreja, el pie…? ¿Cuál?

Imaginación al poder

Daniel (el mismo niño de antes). Viendo como su padre colocaba el jamón en el jamonero:
– Papi, cógelo bien que no te ataque ¿eh?

jamonero

Rut (4 años) después de un rato al meterse en el mar empieza a llorar desconsoiadamente.
– Rut, ¿qué te pasa? ¿Has tragado agua?
– No
– ¿Pues qué te pasa?
– Nada
– ¿Pero porque lloras?
– Porque llevo un buen rato metida en el agua y aún no me ha salido la cola de sirena.

Guillermo (7 años) casi consigue que su padre lo mate tras preguntarle:
– Papá, ¿cuando tú eras pequeño existían los dinosaurios?

Jugando a lo bruto

Pablo (6 años), que tiene prohibido jugar a lo bruto llega a casa con chichones:
– Mamá, de verdad que no ha sido mi culpa. Yo solo iba corriendo y el árbol ha venido hacia mí.

La educación de los peques

Varios niños viendo en un documental el parto de una vaca. Todos comentando. Ojos como platos. Dice la hija mayor:
– Mamá yo no quiero ser madre.
Y dice la hermana pequeña:
– Mamá, yo no quiero ser vaca.

Dos hermanos, de los mayores: Uno le dice al otro que le mire la espalda, que le ha salido un grano. Se asoma Lolita, la pequeña, con 5 años y dice:
– Eso van a ser almorranas.

El clásico Veo Veo

Podríamos contar miles de anécdotas, pero hemos querido seleccionar una de Priscila jugando con su tío.
– Veo, veo, una cosita que empieza por la letrita letrita H.
– Hueso
– No
– Huevo
– ¡No!
– Vale, me rindo.
– Con la H. Chupete

Superheroes

Miguelito (4 añitos recién cumplidos). Su mamá le pregunta qué va a querer comer para su cumple.
– ¡Spiderman!
– Sí, la tarta de Spiderman, pero eso es para después: para merendar. ¿Pero para comer, qué te hace ilusión?
– ¡Spiderman!
Tras preguntar 4 veces, la madre acabó haciendo lo que le vino en gana…

tarta spiderman

Pronunciación

Irene (3 años), animando a la selección española, mientras todos gritamos “España” ella gritaba:
– ¡Pañal! ¡Pañal!

 

Sara, con 4 años, le dice a su padre en la playa:
– Ven, papá, que voy a “follarte”.
El padre escandalizado, mira a los mayores, mientras la pequeña coge arena, y le empieza a frotar las piernas. Obviamente, la palabra era “exfoliar”.

 

¿Y tú qué historias tienes? Seguro que tus hijos también merecen entrar en este peculiar salón de la fama. Cuéntanos qué frases o situaciones te han hecho morir de risa.

A %d blogueros les gusta esto: