¡Buenos días, regalacuenteros! Hoy os traemos unas sugerencias para las que probablemente sean las primeras fiestas infantiles de vuestros bebés. No todos los niños son iguales, por lo que dependiendo del carácter, la madurez y los gustos de vuestro niño, el tipo de fiesta infantil y los invitados variarán. Se pueden hacer incluso fiestas temáticas si al niño le encanta un personaje, como por ejemplo Mickey Mouse.

fiesta-cumpleaños-infantil

Con un poco de trabajo o comprando el material, podemos hacer una fiesta temática.

Pensando en los invitados

Un tema que siempre es importante son los invitados. Sin embargo, en estas edades, el círculo social suele ser menor y es importante encontrar personas con quien el niño se sienta a gusto. El niño debe ser “consciente” de lo que significa la fiesta, y ésta debe realizarse para que él se divierta. Por tanto, debería haber gente con la que el pequeño se sienta feliz y seguro. No es una excusa para juntar a nuestros amigos.

Dependiendo de la edad, el niño podrá decirnos a quién quiere invitar. También podemos observar con quién se siente más tranquilo, ya sean niños de su entorno o adultos. Si el niño va a la guardería, podemos preguntar a sus maestros u observar con quien suele ir.

Actividades y juegos

A diferencia de los niños más mayores que disfrutan de las actividades físicas y de ser protagonistas, en esas edades los peques prefieren observar, por lo que cualquier espectáculo tranquilo les hará disfrutar de lo lindo.

Algo tan simple como contarles un cuento puede ser una experiencia preciosa para ellos. Sobre todo si lo hacemos de manera visual. Hace tiempo os hablamos del Kamishibai: una especie de teatrillo para explicar cuentos con imágenes. Una fiesta infantil es un escenario genial para utilizar esta técnica japonesa.

Si disponemos de un cuento en el que los protagonistas sean los niños de la fiesta, se sentirán más integrados y les encantará. Como sabéis, en regalacuento, somos especialistas en este tipo de regalos.

Un teatro de marionetas también es una opción estupenda con la que tener a los niños entretenidos. Si se trata de niños mayores, se pueden incluir preguntas para hacerlos participar. Un “¿Habéis visto al lobo?” les hará estar atentos.

Payasos o alguien disfrazado de un personaje que les guste también servirá para hacer que los niños se sientan contentos, pero hay que tener cuidado con la sensibilidad de los niños. En esas edades es muy importante que estos se sientan seguros. Las sorpresas pueden ser muy emocionantes para ellos, pero algunas podrían hacer que algún niño se asusten.

magdalenas pocoyo

Con palitos y papel podemos hacer una decoración muy simple al gusto de los niños.

Comida y bebida

Es muy importante tener en cuenta los gustos de los invitados, y eso incluye comida y bebida tanto para los pequeños como para los adultos que los acompañen. Además de los típicos gusanitos, podemos incluir piezas de fruta, que bien cortadas pueden atraer a los peques y son mucho más sanas. La bebida es muy importante también para que los peques estén hidratados.

Si se trata de una fiesta de cumpleaños, no debería faltar la tarta, pero es recomendable evitar que pringue demasiado o que suelte muchas migas. Como esto no se puede evitar, hay que limitar la zona en la que comer.

En estas edades, los pequeños comerán menos que los adultos que los acompañen. Por lo que es recomendable tener algo también para éstos.

También recomendamos tener una buena cantidad de servilletas y toallitas húmedas. Y como decíamos, hay que mantener cierto orden sobre los lugares y tiempos en que se puede o no se puede comer. Aun así, tendremos que concienciarnos de que los próximos días vamos a encontrar patatitas y galletas en los rincones más insospechados.

Invitaciones

En estas edades las invitaciones no tienen gran importancia. Basta con hablar con los padres y con los invitados. De todos modos, podemos hacerlas si queremos, pero realmente a nuestro peque le va a dar bastante igual.

El lugar ideal

Con estas edades, los niños necesitan menos espacio para correr o moverse. Por tanto, si queremos podemos hacer la fiesta en casa o al aire libre, aunque en este caso el tiempo puede jugarnos una mala pasada.

Obviamente, si alquilamos un local, o los llevamos a algún sitio en el que se encarguen de todo, nos ahorraremos mucho trabajo y la posterior limpieza, pero no lo vemos imprescindible.

Presupuestos para todos los bolsillos

El presupuesto es muy variado. No es lo mismo hacer la fiesta en casa que alquilar una ludoteca. Queremos remarcar, que pagar más no es sinónimo de que la fiesta vaya a ser mejor, aunque posiblemente nos ahorremos la preparación y limpieza. De todos modos, el cariño que le pongamos y la imaginación que le echemos pueden ayudar mucho que el dinero a hacer una fiesta inolvidable.

Cumpleaños

Obviamente siempre podemos agregar más detalles, pero eso implica más trabajo y/o dinero.

 

Esperamos haberte ayudado y que tengáis una fiesta infantil estupenda.

A %d blogueros les gusta esto: