Hola a todos los papás y mamás lectores. Desde luego, que estéis leyendo esto ya es señal de que tenéis un buen hábito, y como no: queréis lo mejor para vuestros hijos. Que os guste leer ya es un buen punto de inicio, ya que los niños imitan lo que ven en sus padres. Vamos a hablar hoy de este tesoro que supone la lectura. Cómo elegir libros, y que estos sean un verdadero regalo para nuestros hijos.

Leerles desde pequeños

Establecer el hábito de lectura empieza antes de que el niño aprenda a leer. La imaginación de los niños se puede educar. Si a un niño lo acostumbramos a contarle historias, generamos en su mente la capacidad de transformar las palabras en una historia que puede visualizar en la cabeza. Si optamos por ponerlo delante de la televisión, su mente no hará ese esfuerzo, por lo que le será más difícil en un futuro verse atraído por un cuento escrito.

El problema no termina aquí, si no que al no entrenar esta habilidad, le costará mucho más comprender textos escritos o charlas orales. Por tanto, es importante que desde pequeños aprovechemos esos primeros años a leerles primero, y a estar con ellos cuando empiezan a saber leer.

La lectura debe ser agradable

Cuando el niño empieza a leer, debe asociar la lectura con algo agradable. Por ejemplo, antes de ir a dormir puede tener un rato para leer. El ratito del cuento que antes teníamos con ellos pasa a ser algo propio. El niño accede a aventuras que alimentan sus sueños.

No es necesario esperar a que la escuela les mande leer. De ese modo leer un libro no será hacer más deberes. Se convierte en algo natural y no es una obligación.

Si el niño tiene hermanos pequeños, puede ayudarnos a leerle cuentos y con el tiempo podemos dejar que él sea el encargado de leerles. De ese modo además de inculcarle el hábito de la lectura, le permitimos responsabilizarse de su hermanito.

Cuentos adecuados a su edad

Los cuentos deben ser acordes a su edad. Al principio, sobre todo si los leemos nosotros, es importante que tengan dibujos. De este modo los niños también sienten que participan mirando las imágenes. Después podemos preguntarles qué les ha parecido, si hubieran cambiado algo, etc.

Tener una biblioteca variada

Es importante que los niños tengan libros variados a su alcance. De este modo podrán decantarse por los temas que más les interesen. Si no tenemos demasiados libros en casa, podemos acompañarles a la biblioteca y hacerles el carnet. Así les estaremos ofreciendo un mundo entero de literatura.

En regalacuento hacemos cuentos que les encantan. Si el niño es muy pequeño, al principio se los leerá su profe o vosotros, papás y mamás. Pero poco a poco lo cogerá para leerlo por sí solo. O para ver las fotos. Porque es un libro en el que su clase son los protagonistas. Y es que nuestros cuentos, además de ser un regalo para profes son toda una experiencia para la clase entera.

Otras herramientas

Además de enseñarle a leer, también podemos hacer que el pequeño participe más en la historia. Hay muchos formatos para que el niño se sienta atraido: libros con juegos y pasatiempos incluidos en la lectura, libros en los que el niño escoge lo que quiere que haga el protagonista (del tipo Elige tu propia aventura) o incluso comics, que ofrecen una lectura más ligera con una mayor carga de imágenes. Pueden ser una ayuda para que el niño acabe pasando a cuentos o libros normales.

También hay otras herramientas como los cuentos colaborativos, en los que el niño además de leer puede escribir. De esta forma participa mucho más directamente en el desarrollo de la historia mientras trabaja en equipo. Es una experiencia que hace que el niño se enganche a no solo a leer si no a crear historias.

El último paso, cuando el niño anhela crear historias, es participar con él en juegos de rol. De esa forma, además de avivar su fantasía le hacemos compartir la experiencia con sus amigos.

A %d blogueros les gusta esto: