Hoy 3 de marzo, es el día internacional dedicado a la naturaleza. Puesto que es un día tan especial, querría hablaros de la educación infantil al aire libre.

educacion infantil al aire libre

En plena naturaleza es donde los pequeños pueden estar en contacto con las cosas que aprenden. Pueden tocar y sentir, en vez de simplemente mirar imágenes.

No sé si lo sabéis, pero nosotros los duendes somos grandes amantes del mundo natural. Nuestro taller de cuentos personalizados para profes está en plena naturaleza. En un entorno único donde se juntan la imaginación con los sueños.

Educación infantil al aire libre

La metodología de la educación al aire libre se basa en aprender en un entorno natural. El aula es sustituida por la naturaleza. Las clases no son algo teórico, sino que se basan en lo que se ve o se toca. Se usa como material lo que se tiene a mano: piedras, hojas, palos… Y por supuesto muchos juegos. Aparte, si es necesario, los profesores de infantil llevan folios, rotuladores y algún libro.

estudiando en la naturaleza

Los niños pueden estudiar directamente la naturaleza.

Este modelo al aire libre es indicado para los niños de educación infantil de 3 a 6 años. Las clases son mixtas, con niños de distintas edades, potenciando las relaciones interpersonales. El poder ayudar y el pedir ayuda o aprender del que se tiene al lado crea unos vínculos especiales entre los niños. Además da un modelo personalizado de estudio, porque cada uno va al nivel en el que se ve cómodo. Pero se estimula también viendo a los demás, queriendo superarse a sí mismo.

de paseo por el bosque

Bondades de la educación infantil al aire libre

Los niños de ahora no tienen casi tiempo de jugar en un ambiente natural. Entre las clases, los deberes y el ritmo frenético de las ciudades, los pequeños se quedan encerrados en casa. Cuando lo más sano para ellos es jugar al aire libre, quemando su energía a la par que respiran aire puro. La educación infantil al aire libre proporciona esta necesidad de libertad que tienen los niños.

ciencia al aire libre

Niños realizando sus primeros experimentos al aire libre

Los alumnos de infantil son curiosos, esta curiosidad bien enfocada es la base de esta metodología. El niño pone más atención en lo que le asombra, le sorprende. Por lo que le es más fácil memorizar lo que puede ver y comprender. Aumentando así su memoria visual y del espacio.

Aparte de todo esto, puede aprender cosas que en clase se quedarían en un mero dibujo. Como son los distintos animales, la variedad de colores y formas. Observando todas estas cosas en su ámbito natural.

bosquescuela

España dispone de algunos centros que ofrecen educación al aire libre, aunque todavía son pocos.

El problema es que prácticamente no hay colegios homologados para ello. Si no se puede hacer, una buena alternativa es la milla diaria, que aunque no es una metodología de aprendizaje, sí que transporta a los niños al aire libre.

 

A %d blogueros les gusta esto: