Hola a tod@s. No sé si sabéis lo que son los cuentos colaborativos. También se les llama cuentos colectivos. Son historias escritas entre varias personas. Y escribirlos es un pasatiempo estupendo para hacer en grupo. Al finalizar, el resultado puede ser de lo más interesante y divertido, ya que cada uno aporta sus propias ideas. Además los niños pueden escribirlos, pero también es una herramienta estupenda con la que pueden disfrutar los adultos. Así que hoy dejamos un rato nuestros cuentos para profesores, y nos metemos de lleno en el mundo de los cuentos colaborativos, a ver si os gustan.

¿Cómo funcionan los cuentos colaborativos?

Por lo menos se necesitan dos personas, aunque cuantas más mejor. El funcionamiento es muy sencillo: en el modo clásico se agarra una hoja de papel, en la que un participante escribe el inicio de la historia y la pasa al siguiente “jugador”. Éste debe seguir la historia, sin haber hablado con el primero. Por tanto el guion se escapa de las manos al que ha comenzado el cuento.

El papel se va pasando de uno a otro participante hasta que hayan escrito todos una o más veces, según se haya acordado. Cuando han escrito todos, se llega a un número de fragmentos que se ha decidido o simplemente, el cuento se da por terminado, se lee el resultado. Este cuento será el trabajo de todos los participantes. Seguramente ha tomado rumbos que ninguno se esperaba, y al final tenemos un cuento en común que puede parecer de lo más extraño y sorprendente. En algunas ocasiones es incluso hilarante.

trabajo-colaborativo

Esta forma de escritura representa la vida

Escribir de este modo puede ser muy enriquecedor. Es similar a las dificultades que los chicos encontrarán en la vida. Se planea cómo debe ser, pero de repente cambia y hay que adaptarse. No va como queríamos ni hacia donde esperábamos pero hay que seguir adelante con lo que nos ha tocado.

El pasado no se puede cambiar.  El mañana lo desconocemos. Pero el ahora depende de nosotros y hay que afrontarlo con ilusión.

¿Qué beneficios tienen los cuentos colaborativos?

Los cuentos colaborativos tienen tres elementos principales: La lectura, la escritura y el trabajo en grupo. Cada elemento tiene sus beneficios y la unión entre ellos aporta otras ventajas añadidas.

Lectura

Con la lectura se trabaja el pensamiento crítico y la concentración. Además, para poder seguir un cuento, es necesario haber entendido lo que se ha leído, hacer un seguimiento de los personajes y de lo que está ocurriendo en el cuento. Por tanto trabajamos la comprensión lectora de un modo lúdico.

Escritura

Con la escritura, los niños trabajan la imaginacióncreatividad y la toma de decisiones, ya que es necesario determinar lo que va a suceder en cada momento y cómo va a avanzar la historia.

Trabajo en grupo

El trabajo en equipo obliga a coordinarse con otros y aceptar sus ideas. Se combinan los puntos fuertes de cada individuo para lograr un beneficio mayor. En este caso en forma de historia. Al escribir en un trabajo en grupo deberán tomar decisiones. Un ejercicio que sin duda les servirá para el futuro.

Los participantes podrán encontrar cambios de argumento ante los que hay que saber reaccionar. Con esto trabajarán la resolución de problemas complejos, la improvisación y la resiliencia, al ver que lo que la historia va por donde no esperaban, y que los actos de personajes que han hecho suyos, de repente se les escapan de las manos. Esta parte está muy relacionada con la inteligencia emocional.

cuentos-colaborativos

Cuentos colaborativos en la red

Hoy en día es posible participar escribiendo cuentos por internet. Podemos encontrar páginas como Inconclusos.com que nos permiten escribir con desconocidos o con amigos. Todavía está en desarrollo y preparándola para el uso en el aula, pero la página puede usarse ya y el acceso es gratuito.

A %d blogueros les gusta esto: