Estamos de puente, en plena campaña de regalacuento. Y aunque estamos muy liados preparando los mejores regalos para profes, siempre hay tiempo para pasar con nuestros duendecillos. Y es que entre cuento y cuento, es importante sacar un ratillo para estar con ellos e irles transmitiendo nuestra sabiduría. Por esta razón que hoy he decidido ponerme a cocinar con ellos.

Ventajas de cocinar con los niños

Cocinar con los niños tiene muchas ventajas aunque lo primero que puedas pensar es que lo dejarán todo perdido. Olvida tus manías y disfruta de la frescura de los niños. Cocinar con tus hijos es una manera divertida de pasar el rato con tus hijos a la vez que ellos aprenden algo. Hay que inculcarles la importancia de la limpieza y el orden, aunque lo más importante es transmitirles el amor por la cocina.

Saber cocinar y moverse por una cocina les facilitará su vida de adulto. También aumenta la autoestima del niño al crear algo con sus propias manos. Como es algo que ha hecho él, siempre le será más fácil comerlo. Por lo que además de cocinar les transmites la importancia de comer todo y del trabajo que hay que desempeñar. Así los niños no sólo serán más independientes, sino que valorarán más el tener un plato de comida cada día, ya que saben el esfuerzo que significa cocinar.

Un momento para pasar con los hijos

Además es un momento para estar juntos y estrechar lazos. Podéis aprovechar para hablar con ellos, preguntarles por lo que les gusta, sus sufrimientos… La cocina potencia la concentración del niño y la memoria. Que a la vez que lo hace como un juego se relaja y va inconscientemente memorizando los pasos a seguir para realizar la tarea.

ninos-cocinando

Recetas para hacer con niños

Antes de poneros manos a la obra, tenéis que ponerles delantales, trapos o alguna camiseta que os de igual qué ensucien. Recordad que lo importante es pasarlo bien. También hay que hacer accesible la encimera a los niños. Para esto podemos usar taburetes y sillas.

Empezad con recetas fáciles como bizcochos, galletas e id ampliando poco a poco la complejidad de las recetas. A los niños les encanta pringarse las manos mezclando los ingredientes mientras poco a poco admiran como queda su obra.

Buscando recetas

Es muy fácil encontrar recetas para hacer con los niños, y si estos tienen cierta edad pueden incluso buscarlas ellos mismos. Echando un vistazo rápido hemos encontrado entrantes, primeros y segundos platos y postres. Algunas de estas recetas tienen formas muy divertidas, que animarán a los peques a cocinar con nosotros.

¿Recordáis cuando hablamos de juegos clásicos? Pues hemos encontrado una tarta con forma de Rayuela. También hay magdalenas con forma de araña. Y es que a veces la presentación es casi tan importante como los ingredientes que le pongamos. Y si no, fijaos en este sandwich con carita para que los niños coman verdura, o estos muñequitos de atún y pepino.

Las empanadillas también son fáciles de hacer y pueden ser dulces y saladas.

Nos despedimos y os dejamos con un vídeo para que aprendáis a hacer una deliciosa tarta de galletas de mano de una pequeña gourmet.

A %d blogueros les gusta esto: